El ambiente Gato Negro tiene espíritu musical: es el encargado de convertir las visitas al Parque de la 93 y a Gato Negro en experiencias únicas. El chill out, la Bossa Nova y el jazz son el cuerpo de nuestra selección musical, para luego rematar con grupos en vivo durante el fin de semana.

Pero el alma de nuestro ambiente la componen las celebraciones que realizamos a lo largo del año. Nos gustan los motivos para celebrar y lo hacemos desde febrero comenzando con los domingos de remate de corridas taurinas, luego amor y amistad, día de la madre, día del padre y Halloween, entre muchas otras. Finalizamos el año con las celebraciones de despedidas empresariales, cena de Navidad y de 31 de diciembre, con preparaciones culinarias especiales y una ambientación propia de estas fechas tan mágicas.